Tras la aprobación de la Comisión Territorial de Patrimonio el pasado mes de octubre, el Palacio de Gaudí en Astorga ha comenzado esta semana los trabajos de mejora de la cubierta en el monumento asturicense. “Los palacios se terminan por el tejado y eso es lo que estamos haciendo. La última «gran obra» que faltaba por realizar después de todo el proceso de restauración y rehabilitación del mismo. Dado que se había intervenido en el interior y en los muros exteriores, la vieja cubierta necesitaba ser sustituida ya que, aunque se fue llevando un mantenimiento de la misma, el deterioro que sufría hacía necesaria una actuación más profunda. No hay que olvidar que fue en el año 1913 cuando se realizó y que el paso de los años va dejando huella sobre estos edificios”, explica el director del monumento, Víctor Murias Borrajo.

Los trabajos, que se prolongarán durante cuatro mesesprevisiblemente hasta febrero-, no afectarán al habitual transcurso de las visitas ni a la apertura del Palacio de Gaudí, que desde el 1 de noviembre ha comenzado el horario de invierno, es decir, por las mañanas de 10:30 a 14:00 horas y por las tardes de 16:00 a 18:30 horas.

Los trabajos Las obras a realizar consistirán en el levantado de losetas de pizarra y forros de plomo de la coronación, en el montaje de nuevas losetas de mismas dimensiones y características, así como la reparación de las veletas que coronan los torreones. En la cubierta principal se realizarán las mismas actuaciones y, además, se procederá a la sustitución de limahoyas y cumbreras existentes por perfiles de similares elementos con chapas de zinc natural colocados mediante engatillado y cumbrera ventilada. Además, se sustituirá asimismo el sistema antiposado de aves.

El Palacio acotará una zona para la realización de los trabajos de la primera fase y una segunda zona para la segunda fase que no afectarán el transcurso normal de los visitantes.